Silencio se viaja

“La Isla”, archivos de una tragedia

Incluso los peores episodios de la historia acaban convertidos en víctimas de la amnesia colectiva. En el documental de 2009 “La Isla”, de Uli Stelzner, asistimos a un ejercicio necesario de memoria sobre uno de los episodios más oscuros de la reciente historia de Guatemala: la guerra civil que desangró el país entre 1960 y 1996 y que aún supura injusticias.

En 2005, tras una explosión en el depósito de explosivos de Ciudad de Guatemala, se reveló la existencia de “La Isla”, el Archivo Histórico de la Policía Nacional de Guatemala, compuesto por casi 80 millones de documentos, y que había permanecido cerrado y oculto durante años, hasta el punto de que el gobierno negaba su existencia.

Escarbando en la memoria

Este hecho interesó especialmente al cineasta alemán Uli Stelzner, que logró obtener el permiso para filmar a los equipos de policías manipulando y tratando de poner orden a todo este material. ¿Cómo pudo acceder a esos documentos, en un país donde muchos de los que han intentado hurgar en los archivos militares han desaparecido o han sido brutalmente asesinados? El director en persona lo cuenta aquí.

Archivos Policia Nacional Guatemala

(Foto: Darío Chiquitó. Fuente: Artículo de “Periodismo Humano”)

El resultado es un relato construido con imágenes nunca vistas sobre muchas de las víctimas desaparecidas y de la actuación de los militares, convenientemente contextualizadas durante la época más cruenta de la guerra civil, desde 1976 a 1985. Un trozo de la historia de Guatemala de la que poco a poco se van conociendo más detalles, gracias a películas como “La Isla” y otros documentos que de vez en cuando salen a la luz.

La amnesia historica, voluntaria o involuntaria, responde en ocasiones al miedo a conocer la verdad (y con ello, perder votos en las elecciones), pero esto no es algo exclusivo de Guatemala. Recomponer el pasado es el primer paso para restituir la memoria a las víctimas, aprender de la historia, y romper ese círculo que dicen, estamos condenados a repetir.

 

Comentarios

comentarios

Etiquetas:
Dejar un comentario

3 × tres =