Silencio se viaja

“La Revolución del Litio”, el documental

En el extremo occidental de Bolivia se encuentra el famoso Salar de Uyuni, una inmensa extensión de sal cuya belleza y magnetismo han cautivado a generaciones de locales y turistas.

Sin embargo, el atractivo paisajístico no es lo que ha llamado la atención de algunos: bajo esa vasta capa de sal se esconde el mineral de litio más puro conocido. Y no es poca cantidad. Se calcula que el 85% de las reservas del planeta está en este enclave natural único, incluido en el “Triángulo del Litio”, junto con otros salares aledaños de Chile y Argentina.

El litio es un material necesario para baterías de móviles, ordenadores y los cada vez más presentes coches híbridos. Además, se estima que en 50 años habremos agotado el petróleo. ¿Qué hacer, por tanto, ante esta cuenta atrás, existiendo como existe esta gran nueva fuente de energía? El documental “The Lithium Revolution” (“La Revolución del Litio”) hace un acercamiento a este dilema y analiza la trastienda de la extracción del mineral.

El litio, conflicto energético, político y social

“La Revolución del Litio” es una coproducción entre la productora alemana Gebrueder Beetz y la española Polar Star Films. Ha sido escrito y codirigido por Andreas Pichler y Julio Weiss. Precisamente hemos contactado con Julio Weiss para que nos cuente el contexto de la película, la situación actual del Salar y el impacto y las consecuencias que tiene la extracción del litio sobre la sociedad.

La Revolución Del Litio

Desde su estreno en el canal ARTE en 2012, la película se ha paseado por varios festivales de República Checa, Brasil, Rusia, Estados Unidos, etc. y ha ganado premios como el Herbert Quandt Media Award en Alemania en 2013. Pero, ¿y en Bolivia, qué repercusión ha tenido? Weiss nos lo cuenta:

Es irónico pero el documental, que fue estrenado en 2012 en el canal ARTE de Alemania y Francia, aún no se ha visto en Bolivia, donde es imperativo que la población esté informada. Estamos planeando el estreno de la película en Bolivia en este año con contenido adicional adecuado a nuestro territorio.

La película aborda el conflicto que genera la extracción de litio del Salar de Uyuni a nivel energético, político y social. En el primer aspecto, se cuestiona la necesidad o no de la explotación de recursos naturales frente a las energías renovables, y el impacto de las tecnologías del litio en la demanda energética y de transporte en los países desarrollados y emergentes.

Salar de Uyuni 2

El aspecto político no es menos polémico. Si bien varios países y corporaciones privadas han pujado por la licencia de extracción, finalmente será Bolivia quien aporte el 100% del capital, aunque parte de las instalaciones podrían provenir de países extranjeros. La gestión gubernamental debe, por tanto, esforzarse al máximo para respetar la realidad social del entorno.

Y he aquí donde llegamos al tercer punto, igualmente delicado como los anteriores. En las zonas aledañas del Salar de Uyuni existen varias comunidades indígenas que corren el riesgo de ser las primeras víctimas y los grandes olvidados de esta historia, algo sobre lo que Weiss expone:

Hacer este documental me ha llevado a relacionarme con líderes originarios de las comunidades aledañas al Salar. Estas comunidades me han pedido ayuda para rescatar la historia y la sabiduría transmitidas oralmente desde tiempos inmemoriales y plasmarla en el medio audiovisual, para que las nuevas generaciones puedan reencontrarse con ellas, y poder preservarlas ante la inevitable ola de desarrollo que está llegando a la zona.

 

Una demanda en imparable crecimiento

Para preparar la película, Weiss pasó cuatro años documentándose sobre la extracción del litio. En palabras de Weiss:

Por las buenas o por las malas hay interés en este recurso, y como bolivianos nos toca estar presentes en el Salar trabajando para velar que esta extracción sea equilibrada y pueda realmente canalizar un desarrollo sano para el país causando el menor impacto ambiental posible. Ya que es un recurso tan importante, nos toca estar presentes y más atentos que nunca. Hay que evitar que las tácticas políticas y de manipulación de la información a través de los medios de comunicación por parte del poder de las corporaciones transnacionales influyan y pongan en riesgo el tejido social de nuestro país. Bolivia es, ante todo, un país unido más allá de toda la diversidad cultural que tenemos.

El proceso de adjudicación de la licencia ha sido lento, y ha contrastado con la arrolladora y repentina implantación de los coches eléctricos. ¿Podrá este ritmo de extracción satisfacer la gran demanda bajo tutela nacional? Julio Weiss responde:

Hay mucha presión de parte de los medios de comunicación diciendo que se nos puede ir la oportunidad de ganancia económica si no se logra extraer el litio de manera veloz para alcanzar el boom de los autos eléctricos. En mi parecer es solo una estrategia mediática para hacer firmar concesiones con intereses corporativos. Lo cierto es que el litio tiene muchísimos usos, no solo aquel de baterías para automóviles: desde redes energéticas alimentadas al 100% de energías renovables como la solar y eólica, hasta usos en la exploración espacial.

El documental está enfocado desde una perspectiva occidental y analiza en profundidad los roles de poder de las economías emergentes como China, de los países desarrollados,  y de otros considerados en vías de desarrollo como Bolivia:

Bolivia es rica en recursos naturales, y aunque sea difícil de creer para el mundo occidental es también rica en métodos de manejo de recursos que permiten una vida llena, tanto material como humanamente. Comunidades como Ayllu o el Ayni, y prácticas como el Pasanaku y otros modelos han permitido a estas culturas sobrevivir más de 5.000 años sin necesidad de ser parte del sistema capitalista global.

Julio Weiss termina recomendándonos el visionado de este documento, y deja su email personal a disposición de cualquiera que esté interesado en el documental “La Revolución del Litio”. Nosotros, así mismo, recomendamos escuchar al propio Weiss comentando algunas conclusiones sobre la problemática de la extracción de litio en el Salar de Uyuni en su reciente charla de TEDx:

Comentarios

comentarios

Etiquetas:
1 comentario
Dejar un comentario

dos × 1 =