Silencio se viaja

Cortázar y “Rayuela”: Voz

07-VozOK

La voz de Cortázar era muy característica, profunda y musical, con una erre “a la francesa” (como la de los escritores Max Aub y Alejo Carpentier) que no se debía a que tuviera frenillo sublingual corto sino a sus primeros años de infancia, que transcurrieron en Bélgica.

Pese a sus reticencias iniciales (“La idea de grabar un disco de manera más o menos académica, leyendo un texto tras otro con esa sensación de cosa muerta que dan los discos de escritores, no me gusta demasiado“), grabó diversos discos en los que leía cuentos suyos o capítulos de sus novelas y en los que se apreciaba, aún más que en el texto escrito, el peculiar ritmo de su narración.

No obstante, mucha gente le reprochaba que a su prosa “le faltaban comas”, hasta el punto de que una ocasión un corrector de estilo le envió un texto al que había añadido treinta y siete comas en una página, lo que obligó a Cortázar a devolver el texto “sacando flechas para todos lados y suprimiendo treinta y siete comas, lo que convirtió la prueba en algo que se parecía a esos pictogramas donde los indios describen una batalla y hay flechas por todos lados.”

Os dejamos con un ejemplo bastante popular, “Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda a un reloj“, donde se puede apreciar tanto su estilo de narración oral como su peculiar dicción.

 

Pulsa aquí para avanzar a la casilla 7:
Casilla 7

 

Pulsa aquí para volver a la rayuela principal:
Rayuela

 

Estás en la casilla 6.

Rayuela entradas


Comentarios

comentarios

Etiquetas:
Dejar un comentario

4 × cuatro =