Silencio se viaja

Ser puto en México

Decir puto en México puede significar muchas cosas: puto como maldito, un putero de gente como mucha gente, emputarse como enfadarse, o puto como homosexual. Sin embargo, cuando alguien insulta a otra persona con el epíteto “puto”, la principal connotación es esta última. Es una forma de insultar muy común, que a veces oscila entre lo ofensivo y lo burlón.

Hoy, Día Internacional del Orgullo LGBT 2.016, no está de más reflexionar sobre el nivel de tolerancia y homofobia en México. Como en todos los asuntos serios del mundo, es un tema complejo y poliédrico, pero sí que se pueden trazar unas conclusiones medianamente objetivas. Todas las imágenes de este artículo han sido tomadas hoy, en la Marcha del Orgullo Gay 2.016, en Ciudad de México (CDMX).

¿Es México homófobo?

El Día Internacional del Orgullo LGBT nació el 28 de junio de 1.969, a raíz del asalto policial al Stonewall, un bar neoyorquino de ambiente gai. Como curiosidad, por cierto, se dice que cuando comenzó la carga, en aquel momento sonaba la canción “Over the Rainbow” de Judy Garland, que ya era un icono de la comunidad LGBT.

Cada año, en torno a esta fecha, se conmemoran en el mundo estos acontecimientos, y cada año se propone una causa por la que reclamar derechos. En anteriores años han sido lemas como “Por la visibilidad lésbica”, “Escuelas sin armarios” o “Salud e igualdad por derecho”. Poco a poco se van conquistando derechos, pero todavía queda mucho por hacer, y la normalización entre la opinión pública es la gran causa a conquistar.

Homofobia Mexico 01

¿Se ha integrado la diversidad de opciones en México? Pues ni en México, ni en cualquier otro país del mundo, al 100%. Aún es necesario recordarle a las personas cada año que la comunidad LGBT sufre discriminación laboral, social y política. ¿Y México, es un país homófobo? Para tratar de dar respuesta, hay que analizar algunos aspectos básicos de las reivindicaciones de la comunidad LGBT:

  • Crímienes de odio por homofobia: México ocupa el segundo lugar mundial.
  • Matrimonio homosexual: La legislación en México es estatal. Cada estado tiene su propio Código Civil y su marco legislativo. Coahuila, CDMX y Quintana Roo fueron los primeros estados en reconocer la unión civil y consecuentemente, el matrimonio homosexual. En junio de 2.015, una sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que sienta jurisprudencia por encima de las leyes estatales, reconoce que “la finalidad del matrimonio no es la procreación” , y que “no tiene razón justificada que la unión matrimonial sea heterosexual, ni que se enuncie como “entre un solo hombre y una sola mujer”. Por tanto, cualquier persona puede acogerse a esta sentencia. Desde entonces, muchos estados han comenzado a aprobar por vía legislativa la ley de matrimonio homosexual.
  • Adopción de niños por parejas del mismo sexo: El primer lugar donde se reconoció fue CDMX. Al igual que en el caso del matrimonio homosexual, en agosto de 2.015 la Suprema Corte de Justicia de la Nación falla a favor de la adopción de hijos por parejas del mismo sexo, lo cual prevalece sobre las leyes estatales.
  • Los muxes: México tiene una peculiaridad: los muxes, una comunidad en Juchitán (Oaxaca) de hombres que asumen roles femeninos desde la época precolombina. Aún hoy día son considerados como un tercer sexo, y forman parejas estables con otros hombres, pero con una organización comunitaria matriarcal. Las mujeres se dedican a la crianza de niños, que dependerá de los roles que este manifieste, pudiendo ser educados con funciones masculinas o femeninas, de acuerdo a lo que ellos atribuyen a esas funciones. En 2.003, uno de ellos se postuló al Congreso del Estado, y hoy día es una importante activista nacional.

Homofobia Mexico 02

Puto, puto, puto

¿Y socialmente? ¿Cómo se percibe la homosexualidad en la calle? Uno de los insultos más comunes es “¡Puto!”, con el sentido de “¡Maricón!” Hace muchos años, esta polémica saltó al plano internacional por la canción del grupo mexicano Molotov, “Puto”. Al ser acusados de homofobia, se defendieron diciendo que en México es una palabra que no necesariamente tiene esa connotación. También dijeron que la canción está dedicada a alguien cobarde, que no tiene la voluntad de decir lo que quiere. Eso sí, Molotov no responden del trozo de canción donde dice “matarile al maricón”, ni mencionan que la Suprema Corte de Justicia de la Nación condena la utilización de términos como “maricón” o “puto”.

También en la Copa América, que tiene lugar estos días, la afición mexicana ha increpado a los porteros con la palabra “puto”, un hecho que probablemente acarreará sanciones, y que se suma inoportunamente a la reciente masacre de Orlando. De nuevo, se han esgrimido argumentos culturales para exculpar a los que usan esa palabra, y los propios Molotov, ya en su día, amablemente ilustraron a la FIFA sobre la definición de “Puto”, incluso en formato diccionario, aunque olvidaron incluir las connotaciones de “sodomita” y “prostituto” que recoge la RAE.

Homofobia Mexico 03

En el día a día, si eres un hombre, no puedes insinuar que ayudas en las tareas de casa porque te tildan de mandilón (calzonazos, en España). Si hay varios hombres alrededor, se reirán de ti. En el ámbito empresarial, si eres hombre, se da por hecho que estás casado (con una mujer) o tienes novia, lo que da carta blanca para opinar sobre mujeres (aquí confluyen el tema del machismo y la homofobia). Es algo parecido a aquella escena de “Philadelphia” (1.993), donde varios compañeros de Tom Hanks (que interpreta a un homosexual con el VIH) bromean sobre mujeres y él, para conseguir la aceptación social, les acompaña en las risotadas.

En México, a los homosexuales se les conoce popularmente como jotos. El origen de esto data de 1.910, cuando en el penal de Lecumberri, los homosexuales estaban separados (al igual que el resto de criminales), y asignados a un pabellón, en este caso el pabellón J. La persecución y discriminación de la comunidad gai es una práctica que todos los países han llevado a cabo y que hoy día todavía perdura.

¿Se puede crucificar a un país porque su insulto más común sea “puto”? En España, otra palabra que podría acarrear polémica es “cabrón”, que en algunos contextos puede entenderse con buena intención (“¡Qué cabrón, que ha viajado por todo el mundo!”). Los insultos surgieron como herramienta para sacar pensamientos reprimidos, y aunque muchas veces se utilicen como burla socarrona, también es cierto aquello de que “entre broma y broma, la verdad asoma”.

 

Si os interesa, podéis ampliar el tema con la entrevista realizada a Val Souza, brasileño activista y emprendedor.

Comentarios

comentarios

Etiquetas:
Dejar un comentario

12 + diecinueve =